Sesión 19

Economía política del estado revolucionario: la negociación de soberanías fiscales entre federación y estados

La lectura para el jueves 21 de octubre es Aboites (2005) . El libro está en la biblioteca y tiene la clasificación HJ2466 P42.

Anuncios

20 Respuestas a “Sesión 19

  1. Economía política del estado revolucionario: la negociación de soberanías fiscales entre federación y estados.
    La estructura tributaria, tal como se conoce, se establece entre los años de 1920 y 1950, estos cambios se refieren a la capacidad que se confiere al gobierno federal para establecer impuestos directos, esto en contraposición a lo que se estableció en el siglo XIX, en donde simplemente al gobierno federal le correspondían los ingresos derivados de los impuestos indirectos, es decir, al comercio exterior. El aumento de la recaudación fiscal por parte del gobierno federal, se puede explicar por la aplicación del Impuesto Sobre la Renta, este impuesto de carácter progresivo, gravaba los ingresos de forma directa, por lo que el establecimiento de este, se complico, ya que los estados argumentaban que un impuesto de esta clase se contraponía a lo que marcaban las leyes establecidas en el siglo XIX en donde solamente las entidades federativas podían establecer esta clase de tasas impositivas; la implantación de este se logro en la medida en que el gobierno federal negocio con cada una de las entidades federativas tanto la aplicación del impuesto sobre la renta como la desaparición de la contribución que hacina los estados al gobierno federal.
    Mediante la transformación de la estructura tributaria, se logro eliminar la anarquía existente en este campo, esta se refería a los múltiples impuestos existentes en cada una de las entidades federativas y el gobierno federal, y por consiguiente a la existencia de múltiples leyes y autoridades, el origen de este problema se remontaba desde la creación del país, en la cual se establecían los impuestos que los gobiernos estatales y federal cobrarían, y se consideraba la única manera de terminar con esto era mediante la centralización de la estructura tributaria, cosa que se logaría a través de las reformas constitucionales que se dieron en la década de los cuarenta, esto permitió que los ingresos del gobierno federal comenzaran a ser mayores a los de las entidades federativas, a pesar de que muchos estados se oponían a las nuevas normas tributarias, pero debido al debilitamiento de las haciendas estatales se logro la modificación institucional de los impuestos, incluso como se menciono, se logro la desaparición de la contribución estatal al gobierno federal que se mantenía desde el establecimiento de la estructura tributaria, esto porque los ingresos federales superaban a los estatales e incluso comenzó a ser practica común que fuera el gobierno federal repartiera entre las entidades parte de los ingreso, con lo cual se logro la centralización de esta estructura en la Ciudad de México, aun a pesar de los estados.
    Es en la medida en que la estructura tributaria en nuestro país comienza a modernizarse, que el gobierno federal comienza a aumentar los ingresos que se recaudan, dejando con esto el viejo modelo, en el cual solamente los estados podían imponer cargas impositivas directas al ingreso y el gobierno federal los impuestos indirectos; con esto se logra la centralización de la estructura fiscal de nuestro país que permitiría en etapas posteriores de nuestra historia que el gobierno pudiese intervenir en la economía nacional, ya fuera a través de producir bienes o bien dar exenciones fiscales a las empresas que se pretendían establecer.

    ABOITES, Luis. 2005 “Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados. Una caracterización general de los impuestos internos en México, 1920-1972”, en Luis Aboites y Luis Jáuregui (coords.) Penuria sin fin. Historia de los impuestos en México, siglos XVIII-XIX, 189-209. México: Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora.

  2. mauricio hernandez gayosso

    La lectura se centra en la época de 1920-1950 y de los cambios en el sistema tributario. Como fueron la creación de nuevos impuestos, el desarrollo de funciones fiscales inéditas, esto a su vez provoco un cambio en las relaciones entre la federación, los estados y los municipios. Esto como medio para buscar la modernización de las finanzas públicas del país, así como elevar la recaudación, alcanzar una equidad en la recaudación fiscal. Es importante ver que las condiciones de nivel de salario eran optimas para la creación de una nueva forma de recaudar impuestos, que seguiría hasta nuestros días como lo es el ISR en 1924-1924, en un inicio este impuesto aporto una enorme cantidad de recursos, aunque después se estanco en los años de la crisis en 1929. Así se fue creando un marco de sectores de donde hacienda conseguía grandes recaudaciones, siendo el comercio exterior el de más importancia entre 1925-1950 y que luego fue sustituido por los impuestos a la renta. Una vez que se comenzaron a instaurar nuevos impuestos, se sintieron algunos descontentos por parte de la sociedad sobre todo con el surgimiento de los impuestos directos.
    En mi opinión, la creación de impuestos forma parte de las bases para la creación de un desarrollo financiero y con esto la creación de nuevas inversiones, y fomentar el desarrollo del país. Pero esto solo es posible si existe un nivel óptimo en el nivel de empleo y en el nivel del salario pues de lo contrario no servirá, como nosotros lo hemos visto en la reciente crisis, donde el incremento de los impuestos, que buscaron el incremento del ingreso al gobierno, en realidad frena el nivel de calidad de vida para las personas.

  3. Luis Antonio Trinidad Martínez

    Aquí se nos exponen cómo surgen las tasas impositivas que ahora conocemos, el ISR y el IVA. Esto derivado de que el gobierno empieza a tratar de recaudar más impuestos de los que obtenían a través del comercio exterior. Como era de esperarse, los sectores reaccionaron en contra de estos gravámenes así también los Estados en un primer momento no estaban obviados en cuanto a recaudación fiscal, es decir, cada uno de los Estados tenían sus tasas impositivas pero tiempo después es aplicable a toda la republica el porcentaje de las tasas impositivas directas.

    Este ha sido un tema del cual se puede dar un intenso debate, por ejemplo en estos días se nos ha comunicado a través de la radio, la televisión o algún otro medio informativo sobre el alza en los precios a algunos bienes con el fin de aumentar los ingresos del gobierno, en teoría esto seria un beneficio para la población, pero viendo como se encuentra la población en cuanto a remuneración o mejor dicho, la distribución de los ingresos no es muy equitativo que digamos, por ende, un alza en algunos bienes puede provocar inconformidad y a su vez podrían cambiar las preferencias de los consumidores, esto tomando en cuenta el ejemplo del alza en los cigarros, al aumentar siete pesos pues los consumidores podrían tender a cambiar de marca lo que podría también traducirse en una menor producción de aquellas marcas que se ven desfavorecidas. Pero hay una propuesta que podemos rescatar, a pesar de que un alza en algunos bienes sea desfavorable para casi la mayoría de la población, pues se ha dicho que con los ingresos que se obtengan se forme un fondo para desastres naturales, tal vez sea una propuesta un tanto populista pero pues igual es una muy buena viendo el impacto meteorológico que ha tenido nuestro país en estos últimos años.

    Creemos que un aumento en los impuestos debería ser también medido por un alza en los sueldos y salarios, para que así como lo dicta la teoría estos gravámenes sean progresivos o proporcionales y por ende tratar de que el impacto en el consumo de las personas no sea negativo, o por lo menos tratar de mantenerlo constante, aunque por esta parte se tendría un problema en cuanto a que no fácilmente se trata el problema de bajos salarios pero si de aumento de impuestos.

  4. AnDrEa PeRaLtA gOnZáLeZ

    IMPOSICIÓN DIRECTA, COMBATE A LA ANARQUÍA Y CAMBIO EN LA RELACIÓN FEDERACIÓN-ESTADOS. UNA CARACTERIZACIÓN GENERAL DE LOS IMPUESTOS INTERNOS EN MÉXICO 1920-1972

    Luis Aboites Aguilar

    Durante el periodo comprendido entre 1920 y 1950 surgieron una serie de cambios notables en el sistema tributario de la Hacienda pública en México, esto con el fin de modernizar las finanzas públicas del país. Entre esos cambios se encontraban la creación de nuevos impuestos, el desarrollo de funciones fiscales inéditas y la transformación radical en las relaciones entre la federación, los estados y los municipios; este proyecto pretendía elevar la recaudación, alcanzar una mayor equidad en la carga fiscal, así como simplificar y unificar la gran diversidad de gravámenes existentes en los tres niveles de gobierno. Los tres componentes de este proyecto son: a) contar con impuestos directos; b) combate a la anarquía (sistema de participaciones); c) fin de la contribución federal. Entonces la pregunta clave sería ¿Cómo se logró el aumento de la carga tributaria?
    Este se consiguió gracia a la aportación del ISR (impuestos sobre la renta) que cada vez era más significativa, además de que este era una entrada “moderna”. Para establecer este impuesto se requirió de la SHCP (Secretaria de Hacienda y Crédito Público), ya que se trata de un impuesto directo. Para lograr sus cometidos uno de sus instrumentos era el income tax, creado en 1924-1925 tuvo lugar en un entorno internacional apto, sin embargo solía tener el problema de que este se creaba dentro de una estructura tributaria concebida bajo otros principios y necesidades. El término anarquía hace referencia para describir la situación imperante en el país, es decir, a la multiplicidad de impuestos, su bajo rendimiento, la concurrencia de distintas autoridades sobre una misma fuente económica, existencia de múltiples leyes, procedimientos y administraciones. Al parecer se resolvió que la supremacía federal sobre los estados y municipios en el ámbito presupuestal era indiscutida y estaban sentadas ya esas bases, esto para la mitad del siglo XX. Y ¿por qué? Por la mejora en la organización tributaria y también por el debilitamiento de las haciendas locales.

  5. Primero Briseño Lucero

    Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados. Una caracterización general de los impuestos internos en México, 1920-1972

    Luis Aboites.

    El autor se ubica en una evolución del sector tributario de este país en un periodo de 1920 a 1950, en donde nos empieza a explicar que al principio el gobierno federal solo podía manejar y manipular lo que eran los impuestos indirectos, es decir al comercio con el exterior; y cada una de las entidades federativas del país eran las únicas que podían manipular los impuestos directos.

    El autor nos dice que en esta época de estudio, el gobierno se dio a la “tarea” de modernizar la estructura financiera, por lo cual se dio la imposición a la población en general de lo que serían nuevos impuestos como el ISR (impuesto sobre la renta) y el IVA (impuesto al valor agregado), que hasta la fecha, siguen hasta la fecha actual estando vigentes en la forma de recaudación de dinero del gobierno.

    Al empezar a implementar este impuesto obviamente varias partes del país estuvieron en un gran desacuerdo, pero no se pudo hacer mucho a cambio.

    Con estos impuestos el gobierno incrementó radicalmente lo que eran sus ingresos, pero a cambio de la perdida de una parte del bienestar de la población en general, ya que con estos impuestos se hacia mas caro mantener un nivel de vida estable, aparte que a través del tiempo este tipo de impuestos se han incrementado, y a un nivel relativamente mayor que lo que han crecido los niveles de empleo.

    En mi parecer no está mal que el gobierno aumente o implemente nuevos impuestos, el problema es que estos recursos que recauda e gobierno no son bien dirigidos para el apoyo en sí del país ya establecer un perfecto modelo de crecimiento.

  6. Medina Cortina Eduardo.

    Economía política del estado revolucionario: La negociación de soberanías fiscales entre Federación y Estados.

    Luis Aboites Aguilar.

    Entre 1920 y 1950 la estructura tributaria actual de México se consolida y se establece en forma, pues se solidifica la centralización de la estructura tributaria en el Gobierno Federal, atreves de reformas constitucionales y con la principal característica de conferir al Gobierno Federal la posibilidad de establecer de acuerdo a las necesidades, impuestos directos.

    Con esta nueva propiedad, como era de esperarse, el Federal aumento en gran medida su recaudación fiscal, principalmente por la aplicación del ISR, un impuesto directo sobre los ingresos. La aplicación generalizada de este impuesto, conllevo una negociación entre el Gobierno Federal y los Estatales que argumentaban la violación al régimen del siglo pasado. La hegemonización del Gobierno Federal en materia de recaudación tributaria, homogeneizó al acreedor de los impuestos a nivel nacional, pero además logro acabar con las discrepancias del cobro de impuestos por parte de los poderes Estatales.

    Lo que se puede apreciar en primera instancia, es una transformación institucional por parte del Gobierno Federal, una transformación que va marcada por la necesidad de contar con un Gobierno Federal fuerte y solvente, y , como era de esperarse, la única manera de conseguirlo era capitalizándolo. La transformación de la estructura tributaria en México, simbolizo también un cambio en las relaciones y en las principales estructuras entre la Federación y los Estados mexicanos, principalmente motivado por el proceso modernizador por el que atravesaba el país. La necesidad de contar con un Gobierno fuerte estaba dictada por la necesidad de inversión que exigía el proceso industrializador del país, pues durante este periodo, la intervención del estado en la economía era muy evidente.

  7. José Ernesto Aldana Vizcaíno

    El objetivo de esta lectura es explicar, de una manera breve, el desenvolvimiento de los ingresos tributarios, en particular de los impuestos internos, durante el lapso 1920-1972. Para llevar a cabo el estudio, el autor hace énfasis en la difícil relación que prevalecía entre los estados y la federación: esta última necesitaba consolidarse como un centro político y económico, cosa que no era realizable sin el adecuado nivel de ingresos. Los fines que perseguía la federación, además, eran: aumentar la recaudación, lograr una mayor equidad en la carga tributaria, y unificar los gravámenes para simplificar el sistema tributario.

    Aunque comparada con las de otros países, la Hacienda Federal en México era relativamente pequeña, esta tuvo un significativo crecimiento en la primera mitad del siglo XX. ¿Cómo fue posible este aumento? No sin dificultades. Ante la necesidad de diversificar las fuentes de ingresos tribuatrios, en 1924 se propuso la creación del Impuesto Sobre la Renta (ISR), del cual destacaban su carácter progresivo, y la potencial redistribuición del ingreso que él implicaba. No obstante, la imposición del gravamen sufrió serias dificultades antes de poder llevarse a cabo, lo que se debió, principalmente, a la resistencia de los gobiernos y contribuyentes de los estados, quienes argumentaba que todo impuesto directo era atribución exclusiva de los gobiernos provinciales. Finalmente, los impuestos fueron puestos en marcha mediante la emisión de decretos presidenciales. Otro problema que enfrentaba el sistema hacendario federal, era la existencia de cierto grado de “anarquía” tributaria, cuyo motivo más relevante era el permanente conflicto entre dos soberanías fiscales: la estatal y la federal. Para poner fin a este problema, el régimen federal se propuso llevar a cabo una especie de centralización del aparato fiscal, lo que intentó de dos formas: mediante reformas constitucionales en 1926, 1936 y 1947, que buscaban acotar formalmente los campos de tributación, pero que fracasaron rotundamente; y por medio de convenios particulares para cada ramo de tributación, que permitieron una reforma gradual, y no plenamente acorde con las intenciones de la Hacienda Federal. La gran desventaja de la forma en que se dieron las reformas, era que debido a la (por lo menos parcial) informalidad de los “pactos”, la Federación carecía del recurso de coacción necesario para cualquier imposición. El gravamen de las transacciones mercantiles tuvo también una historia difícil, pues debía lidiarse con los llamados impuestos alcabalatorios, que podían inclusol considerarse como prácticas proteccionistas entre los estados de la federación. En 1947 se estableció un gravamen que tasaba la compraventa, y que para su cálculo utilizaba declaraciones realizadas por los propios causantes: el impuesto sobre ingresos mercantiles (ISIM), antecesor del conocidísimo IVA. No fue hasta 1972 cuando la totalidad de los estados aceptaron este gravamen. Debido a estas reformas en el ámbito fiscal, en 1949 se derogaron las contribuciones federales, hecho que se debió principalmente al incremento relativo de los ingresos del régimen central.

    El sistema tributario en México, es actualmente, uno de los más conocidos obstáculos para el desarrollo de nuestra economía. Cada año, el proceso de aprobación de la ley de ingresos es víctima, o de intereses electorales, o de la persecución inmediata del equilibrio en las finanzas públicas. Una vez que se conoce la historia de los impuestos en México durante el siglo pasado, no es difícil dilucidar las razones de nuestra situación actual. La hacienda federal siempre ha tenido problemas para aplicar reformas, debido a la interposición de intereses de ciertas industrias con el peso necesario para ejercer cierta coacción. Los cambios en materia fiscal han sido siempre los posibles, y estos han distado, en la mayoría de las ocasiones, enormemente de los óptimos. Está demás enumerar los problemas del actual sistema fiscal, por lo que me limitaré a recomendar que se dejen a un lado intereses político-electorales, para que en la discusión sobre las iniciativas de reforma fiscal, prevalezcan siempre los argumentos económicos.

  8. Alejandro Zuñiga Martinez

    Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados. Una caracterización general de los impuestos internos en México, 1920-1972.

    Luis Aboites.

    La lectura aborda el sistema tributario mexicano y los cambios que se dieron en el desde 1920 hasta la década de los 70´s. El autor nos presenta una perspectiva política del desarrollo y evolución del sistema tributario durante estos años; para el autor el motor de dicho desarrollo y evolución es la forma en la que se querían recaudar los impuestos internos, cuestión que fue causa de una serie de confrontaciones entre la federación, los estados y los municipios. Se señala un proyecto federal que pretendía modernizar las finanzas públicas, el proyecto tenía como componentes principales, el contar con impuestos directos, combatir la anarquía con el sistema de participaciones, y el fin de la contribución federal. Durante todo ese período uno de los cambios fundamentales fue la creación del ISR en 1924-1925, que originó en los años siguientes un aumento de la contribución de los impuestos directos sobre los indirectos, cuestión que era vista como un logro. El conflicto entre federación y estados se dio en torno a la imposición directa que trato de implementar la federación pues dicha imposición era atribución exclusiva de los gobiernos provinciales; en cuanto al proyecto federal, la anarquía hacia referencia a la multiplicidad de impuestos, el bajo rendimiento de estos y, multiplicidades de leyes, procedimientos y administraciones; y la solución de la federación era la de centralizar, cosa que se intentó hacer a través de reformas constitucionales o con reformas graduales. Los diversos intentos de centralización, fracasaron sobre todo los intentos de reformas constitucionales, mientras que las reformas graduales lograron cierta imposición aunque sus alcances fueron limitados. Otro de los cambios fundamentales se dio en 1949 con la derogación de la contribución federal, esto por la fortaleza que obtuvo la federación durante el período revisado, mientras que los estados y los municipios eran más débiles.

    Me parece que la lectura refleja un conflicto entre distintos grupos de poder por las afectaciones que podrían haber tenido las imposiciones directas sobre las ganancias de ciertos grupos, las modificaciones que se pensaron al sistema tributario evidentemente iban a trastocar los intereses de élites políticas o empresariales. La modernización del sistema tributario era necesaria para tener finanzas públicas sanas y mejorar de tal forma las condiciones macroeconómicas del país y tener un mejor desarrollo económico, evidentemente, la recaudación hasta nuestros días sigue siendo poco eficiente y cada vez que se habla de reformas para lograr una mayor y mejor recaudación siempre hay pugnas que poco tienen que ver con el posible desarrollo del país y más bien se dan en torno a los intereses que pueden ser afectados, con la lectura queda claro que esta es una situación histórica y desde la creación de la República, y se ha preferido optar por posturas cómodas a expensas de los contribuyentes cautivos.

  9. Alejandro Hernández V.

    La lectura de Aboites de la sesión 19 es un primer acercamiento al comportamiento de la política fiscal en México durante el siglo XX principalmente entre los años 1920-1950, durante este periodo ocurrieron cambios como la creación de nuevos impuestos, cambiar la relación de los Estados con la Federación, todo este movimiento con el fin de buscar un modernización de las finanzas públicas del país. Una gran parte de la riqueza nacional paso del 3% al 7% entre 1920-1950 aunque comparado con otros países era un porcentaje muy bajo, en término locales la Hacienda representaba gran poder aunque a nivel internacional no se observara así, en 1924 se creó el ISR y con esto se comenzaba a disminuir impuestos indirectos, ya para 1940 eran más los directos que los indirectos, algo que también paso con los impuestos internos y los externos, se dejo a la Federación une delegación para impuestos al comercio, externo, de explotación minera y petrolera . El ISR se implanto en México tomando como modelos otros países aunque en un principio tuvo diversos problemas, sobre todo de disputas entre gobiernos estatales y el federal, ya que no este último no estaba permitido llevara a cabo los impuestos directos, es decir únicamente se encargaba de los indirectos mientras que los gobiernos estatales se encargaban de los directos como era el caso del predial. Para describir la situación de los impuestos muchas veces se empleaba el término anarquía por la diversidad de impuestos, su bajo rendimiento y las múltiples leyes que existían sobre ellos, esto acompañado también de los dos tipos de soberanía que existían tanto la federal como la estatal, poco a poco el gobierno federal fue obteniendo mayores derechos sobre los impuestos a los distintos sectores siendo que para 1970 la distribución de los ingresos tributarios fue de casi 90% para el federal, 9% para el estatal y solo 1% para el municipal donde también abarcaba distintas imposiciones industriales.
    Opinión: La lucha que enfrento México internamente a nivel de las instituciones por llevar a cabo políticas en materia fiscal tuvo muchos intereses, por un lado el gobierno federal en su afán de establecer un Estado fuerte busco tener mayor alcance en su políticas fiscales al mismo tiempo que los gobiernos estatales perdían fuerza en este aspecto. El problema aquí es la existencia de una recaudación deficiente, en el sentido que representa muy poco en relación a otros países y esto en mayor medida a que no se grava de manera equitativa y sobre la riqueza de cada quien. Este ámbito resulta fundamental para que el Estado tenga recursos propios para poder llevar a cabo las políticas que ayudaran a un crecimiento de país y estar siempre dependiendo de los préstamos extranjeros que conllevan siempre algún interés que entorpece el crecimiento.

  10. DIEGO VÁZQUEZ

    Los impuestos en el periodo 1920-1972 tuvieron un cambio notable en el sistema tributario de la hacienda pública mexicana. Numerosos países durante la primera mitad del siglo XX, incluido México, lograron acrecentar la riqueza nacional en recursos fiscales. A diferencia de los demás países en México era bastante pobre la aportación de la carga fiscal al PIB. Como resultado de lo anterior, la baja carga fiscal se convirtió en uno de los elementos distintivos para las finanzas públicas mexicanas. Lo que desde el exterior se veía como una aportación pobre respecto a otros países, dentro del territorio era más y más poderosa esta aportación. Debido al debilitamiento de las finanzas publicas tanto estatales como municipales, la recaudación federal era muy basta para la hacienda mexicana. En 1924-1925 se instauró un impuesto del cual, su aportación, será enorme para finales del siglo XX. El Impuesto Sobre la Renta (ISR) hizo disminuir el peso de los impuestos indirectos, vinculados al comercio exterior e interior. Para 1950-1970, la aportación del ISR era cada vez más significativa, al igual, que la declinación de los impuestos al comercio exterior, a la explotación minera y petrolera y la contribución federal.
    Uno de los objetivos del programa hacendario era, además de elevar la recaudación, lograr un mayor grado de equidad. Se decidió, en 1924-1925, crear un impuesto llamado income tax. Este impuesto se consideraba que era una forma moderna de cobrar a la sociedad por los servicios que ésta recibía del poder público. Para que pudiera tener éxito este impuesto debía regirse el principio de la progresividad, era primordial la redistribución de la riqueza. En Estados Unidos, en 1913, se instauró este gravamen mediante una enmienda constitucional. Después de varios conflictos y varias diferencias este impuesto se “estableció” en México. En marzo de 1925 se emitió la ley del impuesto sobre la renta. Este impuesto tenía siete cédulas que gravaban comercio, industria, agricultura, créditos, concesiones, sueldos, salarios y profesionistas liberales y artesanos. En México, el ISR exentaba de éste a los ingresos más bajos pero, a diferencia de otros países, este impuesto era cedular, es decir, sin acumular ingresos de distintas fuentes.
    El término anarquía era muy usado en esos tiempos por las autoridades federales. Se refería a la multiplicidad de impuestos, su bajo rendimiento, distintas autoridades sobre una misma fuente económica, múltiples leyes, y administraciones. La anarquía lleva sus orígenes hasta la época de la instauración de la primera república federal. Este término se acuñó porque la organización federal de la república, pues permitía la coexistencia de la soberanía federal y de los estados libres y soberanos en cuestión tributaria. Para alcanzar la centralización, se hicieron intentos de reforma constitucional de 1926, 1936 y 1947. En 1926 el Congreso ni siquiera discutió la iniciativa enviada por el presidente Calles. Proponía que la federación también controlara la industria y el comercio interno. En 1936 la iniciativa enviada por el presidente Cárdenas, nunca llegó al Congreso. Proponía otorgar los impuestos al comercio interior a los estados. En 1947 la iniciativa, del gobierno alemanista, no llegó al Congreso. Entre 1932 y 1940 se federalizaron los siguientes rubros: gasolina, electricidad, explotación forestal, cerillos y fósforos, tabaco, aguamieles y productos de su fermentación.
    En mi opinión los impuestos internos en México en los años de 1920-1972 tuvieron muchos problemas. La federación y los estados libres podían instaurar su “propio” impuesto pero, a mediados del siglo XX, la supremacía federal sobre los estados y municipios en el ámbito presupuestal era indiscutida. Pero toda esta organización tan cuasi perfecta de la hacienda federal se debió en gran medida al debilitamiento de las locales. Cuando se comparó a México con los demás países, se veía que la hacienda federal mexicana era demasiada pobre respecto a los otros países, pero muy fuerte al interior del país. Por esto la hacienda federal tuvo una gran respuesta a mediados del XX.

  11. romero ramirez victor antonio

    Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados.
    Una característica general de los impuestos internos en México 1920-1972.
    Luis Aboites Aguilar.

    El tema central de la lectura es la política fiscal que se implemento entre 1920-1972, para el incremento de los ingresos del gobierno, así como la unificación y la desfragmentación de los mercados que existía al interior del país, para esto, se creó el impuesto sobre la renta, que tenía el fin de incrementar la carga tributaria. Ya que a principios del siglo XX la mayor parte de recaudación venia del comercio exterior. El gobierno debía de fortalecer su sistema tributario para tener mayor equidad en el cobro de impuestos. Aparte debía contar con una fuente de ingresos ya que la política proteccionista le impedía tener una recaudación buena así que se veía un poco mermado por la falta de ingresos. Dicha política funciono ya que para 1970 el 42% del ingreso tributario federal vendría del ISR. Que gravaba a 7 ramas de la producción: el comercio, industria, agricultura, créditos, concesiones, sueldos y salarios.
    Otro problema demasiado grande que debían resolver en dicha etapa era la de la eliminación de la “anarquía” que eran una serie de impuestos de estaba regido por las pequeñas administraciones estatales y municipales, que manipulaban, condicionaban, etc. la libre entrada y comercialización de productos en todos los estados mexicanos. Para ello decidieron crear el ISIM (impuestos sobre ingresos mercantiles). Después del fin de la contribución federal que se logro en 1949, la cual permitió el agrandamiento de la economía federal, y el fortalecimiento de las economías locales las cuales ya no tendrían que rendirle cuentas a la federación.
    Realmente suena congruente que el gobierno tuviese que implementar políticas que incrementaran sus ingresos, debido al gran peso que jugaba en la economía del país, como principal impulsor de la industrialización, todas las instituciones que fueron creadas para dicha industrialización. Pero viéndose mermada dicho intento a principios de los ochenta, se desregulo debido a la introducción del modelo neoliberal y el cual comenzó a dejar de cobrar impuestos a los grandes capitales, incrementando los impuestos indirectos. ¿No se necesitaría un cambio en el cual se cobren impuestos a empresarios, incremento a impuestos directos?

  12. Luis Galvan Dominguez

    La lectura nos habla sobre los cambios en el sistema tributario durante el periodo de años 1920-1950, durante este periodo se dio la creacion de nuevos impuestos, el ISR y el IVA.

    Impuestos que beneficiaron ampliamente al gobierno haciendo que sus ingresoso fueran cada vez mas grandes, pero para lo sociedad no fueron tan bien vistos haciendo que el descontento por la imposicion de estos impuestos fuera creciendo, ademas que para gran parte de la sociedad representaban una carga debido a las condiciones economicas.

    Creo el implementar la creacion de impuestos es algo que es escencial para el desarrollo economico y financiero del pais, pero cuando no se cuenta con un nivel de empleo y salarios optimos, solamente tendra malas repercusiones ya que si estos dos puntos no son equitativos simplemente el sistema no puede seguir un curso constante.

  13. Miguel Angel Cruz Posadas

    Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados.
    Una característica general de los impuestos internos en México 1920-1972.
    Luis Aboites Aguilar.

    Durante el periodo estudiado por Aboites destacan hechos que cambiaron y “modernizaron” el sistema tributario de la Hacienda pública mexicana, hecho que serán analizados y sustentados a través de gráficos y tablas presentados en la lectura.
    Los hechos más destacados fueron la creación de nuevos impuestos y la transformación de las relaciones entre federación, los estados y los municipios. La variable que más interesa y sobre la cual se desarrolla el tema son los impuestos internos, ya que eran el punto central del proyecto federal que buscaba la modernización de las finanzas públicas, así como una mayor equidad en la carga fiscal y simplificar o unificar los diferentes gravámenes que había en los diferentes niveles de gobierno.
    México a principios del siglo XX, al igual que en otros países mostraba una tendencia en auemnto de participación de los recursos fiscales dentro de la riqueza nacional pues su incremento de 1910 a 1950 paso de 3 a 7%, a pesar de este logro, los números representan una baja carga fiscal que hasta hoy día es un elemento distintivo de las finanzas publicas mexicanas.
    A pesar de ello, las finanzas federales tenían mayor poder que las estatales y municipales, y todo gracias a la creación del ISR (Impuesto Sobre la Renta) que aporto una gran cantidad de recursos en sus primeros años de existencia, pero luego se estanco por las dificultades que se presentaban con el trasfondo de la gran depresión; con la segunda guerra mundial su contribución aumento notablemente. Así pues, era mayor la contribución de los impuestos directos sobre los impuestos indirectos.
    La imposición del ISR repercutió con los conflictos entre el poder federal y los comerciantes e industriales, que daban argumentos de tradición constitucional mexicana; por lo cual el gobierno revoco la antigua ley del income tax y en su lugar emitió la ley de impuesto sobre la renta. Éste nació con 7 cedulas que gravaban comercio, industria, agricultura, créditos, concesiones, sueldos y salarios y profesionistas liberales y artesanos.
    A través de este nuevo impuesto se intentaba combatir a la anarquía que la referían como la multiplicidad de impuestos, su bajo rendimiento, la concurrencia de distintas autoridades sobre una misma fuente económica, la existencia de múltiples leyes, procedimientos y administraciones. En la cual la solución era la organización federal de la republica que permitiera la coexistencia de dos soberanías tributarias.

  14. Flores Vázquez Thalia

    Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados.
    Una característica general de los impuestos internos en México 1920-1972.
    Luis Aboites Aguilar.
    En esta lectura podemos decir que tiene como finalidad de manera breve dar una explicación sobre el desenvolvimiento de los ingresos tributarios, principalmente en los impuestos internos que se dieron entre 1920 y 1972, el autor para realizar su estudio se basa en la relación que se daba entre los estados, la federación y los municipios, pues el punto central de la federación era modernizar las finanzas públicas, generar que la carga tributaria tuviera una mayor equidad y unificar los gravámenes para así simplificar el sistema tributario.
    La Hacienda Federal en México comparada con la de otros países era relativamente pequeña, sin embargo esta tuvo un significativo crecimiento en la primera mitad del siglo XX con la participación de los recursos fiscales dentro de la riqueza nacional pues su incremento de 1910 a 1950 paso de 3 a 7%, sin embargo se seguía teniendo una baja en la carga fiscal, pero aun con esto las finanzas federales tenían mayor poder que las estatales y municipales, y esto fue debido a la creación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) el cual aporto una gran cantidad de recursos en sus primeros años de existencia, aunque posteriormente tuvo un estancamiento por las diversas dificultades que se presentaban con el trasfondo de la gran depresión. Finalmente así se llega a que la contribución de los impuestos directos sea mayor sobre la contribución de los impuestos indirectos.
    La imposición del ISR tuvo repercusiones en los conflictos entre el poder federal y los comerciantes e industriales, pues ellos tenían como argumentos la tradición constitucional mexicana; generando así que el gobierno revocara la antigua ley del income tax emitiendo la ley de impuesto sobre la renta.
    Otro problema que enfrentaba el sistema hacendario federal hacía referencia a la existencia de un cierto grado de anarquía tributaria principalmente entre dos soberanías fiscales: la estatal y la federal, sin embargo para poner fin a este problema el régimen federal realizo una centralización del aparato fiscal intentándolo mediante reformas constitucionales en 1926, 1936 y 1947, buscando definir los campos de tributación pero fracasaron rotundamente; y entonces recurrió a los convenios particulares en cada ramo de tributación permitiendo así una reforma gradual aunque no plenamente ligada con las intenciones de la Hacienda Federal.
    Es importante mencionar que en 1947 se estableció un nuevo gravamen que controlaba la compraventa y para su cálculo se utilizaban declaraciones realizadas por los propios causantes, dicho impuesto es el impuesto sobre ingresos mercantiles (ISIM), que actualmente podemos decir que es el antecesor del IVA.
    En mi opinión puedo decir que en la actualidad el sistema tributario en México, es un gran obstáculo para el desarrollo de nuestra economía, pues año con año la ley de ingresos se basa en intereses políticos que nos afectan directamente.

  15. Sergio Cortès Suàrez

    Imposición directa, combate a la anarquía y cambios en la relación federación-estados. Una caracterización general de los impuestos internos en México, 1920-1972
    Luis Aboites Aguilar
    La historia tributaria mexicana consta de traba y de intereses particulares lo que provoco y disparidad de concordancia en este rubro, es decir no se podían poner de acuerdo en el asunto de quien cobraría mas y que cobraría cada quien. La Secretaria de Hacienda y Crédito Público al ser una institución reciente y al no tener la menor idea de regular los impuestos se ponen mediante la imposición federal sobre los demás organismo ya sea el Estatal y el municipal. Este tema trajo controversia y disgusto por parte de cada ente por los recursos con que se iba a contar se iban a ver reducidos por esta centralización del poder por parte de hacienda.
    Otro problema con el que se tuvo que enfrentar hacienda fue con las alcabalas, estas fueron suprimidas paulatinamente y se decidió por formas distintas de gravámenes como el ISR y el ISIM (mas tarde IVA). Estas alcabalas eran un peso en la comercialización y en el aumento de los precios de bines de primera necesidad.
    Para la creciente industria se le implemento el ISR y en si se implemento esto para tratar de quitar el timbre. La industria importante y gran desarrollo fue el de la cerveza, además de estos bienes se cobro a la electricidad, gasolina, explotación forestal, cerillos y tabaco. Practicante el Estado estaba necesitado de recursos y la única forma de obtenerlos fue a base de gravar a la industria.
    Durante el periodo hubo varias reformas para que el Estado recaudara mas, sin embargo la imposición de los demás entes llámese estado y municipio hizo una lucha por estos recursos y su solución se vio a la vez mediante el ISIM, impuesto sobre ingresos mercantiles, que lo que hacía era gravar hacia el consumidor final. El caso es que poco a poco los Estados fueron adoptando este nuevo impuesto de una forma positiva y para dejar de que el gobierno federal les quitara un porcentaje de sus ingresos.
    Como conclusión se puede ver la imposición de las instituciones fuertes, en este caso el gobierno federal, sobre los estados y municipios que permanecían de una autónoma en lo que se refería a sus finanzas. La centralización de Hacienda y la cuestión de unificar estos recursos para dar una mejor distribución de la riqueza trajo muchas disputas y problemas internos, además de que las soluciones no fueron del todo concretas. Para nuestra actualidad la cosa no ha cambiada solo que ahora la recaudación es más insignificante y el desarrollo del ISIM, o sea IVA es lo que más o menos hace que sostenga esta institución. El ISR siempre ha tenido fallas y de hecho actualmente se pude tomar como un beneficio para aquellas empresas grandes que hacen todo lo posible para evadir los impuestos. La inexperiencia de esta Institución hace que los problemas que ha arrastrado de hace años no se resuelvan del todo pues la verdad es que ahora la recaudación del Estado no suple sus gastos es decir es deficitaria.

  16. fernando valdes

    En esta lectura se menciona el desarrollo de los ingresos tributarios, también hablan de los impuestos internos, durante un determinado tiempo de 1920-1972.
    La hacienda Federal en México era pequeña, esto se desarrollo y tuvo un crecimiento en el sigo XX. Ante la necesidad de diversificar las fuentes de ingreso tributaciones, en el año de 1924 se propuso el desarrollo del impuesto sobre la renta. Este desarrollo tuvo dificultades, esto fue por le oposición del gobierno esto era por se decía que el impuesto directo era atribución exclusiva de los gobiernos de carácter provincial.
    Después se pusieron en marcha los impuestos, también había otro problema muy importante que era la introducción de anarquía tributaria, cuyo conflicto más importante era entre dos soberanías fiscales que eran la estatal y la federal.
    Para que se terminara este problema entre estos dos, los federales desarrollaron un tipo de centralización del aparato fiscal lo que se llevo a cabo en dos formas la primera era por medio de reformas constitucionales esto sucedió en 1926,1936 y 1947, y también por medio de convenios particulares para cada ramo de tributación.

  17. Garcia Avendaño Irene

    Entre 1920 1950 hubieron cambios en el sistema tributario de la hacienda Pública mexicana; como la creación de nuevos impuestos, el desarrollo de funciones fiscales inéditas y la transformación en la relación entre la federación, los estados y los municipios.
    La recaudación fiscal, con respecto a la economía, paso de 3 a 7% entre 1910 y 1950, es decir aumento más del doble. El incremento era bastante pobre en comparación con otros países.
    La creación del impuesto sobre la renta (ISR) en 1924-1925, hizo que los impuestos indirectos disminuyeran.
    Los impuestos al comercio exterior habían descendido de 37 a 25% entre 1941-1946 y los indirectos habían descendido de 72% en 1931 a 43% en 1944; y en contraste los directos habían aumentado, también entre 1931 y 1944, de 7 a 29 por ciento.
    El income tax fue un instrumento que tenía como propósito aumentar la recaudación fiscal. Fue creado durante 1924 a 1925 y era llamado impuesto sobre sueldos y utilidades.
    En 1948, el impuesto del timbre fue derogado.
    En 1832 y 1940 se federalizó la gasolina, la electricidad, la explotación forestal, los cerillos y fósforos, el tabaco, el aguamiel y productos de su fermentación.
    En 1949 se federalizó el ramo cervecero.
    Se aplicaron varios impuestos anticonstitucionales, que provocaron aumentos de los precios de los productos de primera necesidad.
    En 1948, surgió un impuesto sobre ingresos mercantiles (ISIM) y subsistió hasta 1979, cuando fue sustituido por el impuesto al valor agregado (IVA).
    Otro cambio fue por medio de un gravamen se obligaba a estados y municipios a entregar un porcentaje de sus ingresos al gobierno federal. Dicha recaudación de impuestos representaba un comportamiento desigual de los ingresos en los distintos niveles de gobierno.
    En mi opinión, coincido con el autor cuando expone la discrepancia de la recaudación de los ingresos federales, estatales y municipales; cabe mencionar qu4 la recaudación desigual se relaciona con el aspecto de la anarquía cuando nace la primera república federal en 1824.

  18. Isabel Garcia

    “Imposición Directa, Combate a la Anarquía y Cambios en la Relación Federación-Estados, Una Caracterización General de los Impuestos Internos en México (1920-1972)”
    Aboites Aguilar, Luis.
    La lectura se refiere al desarrollo histórico que ha tenido el sector tributario en México en el periodo de 1920 a 1950, en este lapso seda un cambio en las relaciones entre la federación, los estados y los municipios hasta intentar alcanzar una equidad en la recaudación fiscal.
    Las grandes recaudaciones, entre 1925-1950 se derivaron de los impuestos indirectos tales como el comercio exterior, este siendo el de mayor importancia porque generaba grandes ingresos al gobierno federal, pero estos impuestos indirectos posteriormente empezaron a ser sustituidos por impuestos directos.
    Una vez que el gobierno comenzó modernizar la estructura financiera, se implementaron nuevos impuestos, (impuestos directos) tales como el ISR (impuesto sobre la renta) y el IVA (impuesto al valor agregado), que hasta la fecha siguen vigentes.
    La creación de estos nuevos impuestos directos, genero una enorme inconformidad en todo el país, debido a las irregularidades que se reflejaban en la distribución económica.
    En la lectura se menciona un punto muy importante que se refiere al aumento en los impuestos y que este aumento debería ser medido por una media entre los sueldos y salarios, para que en teoría estas dos vertientes sean equitativas. Esto en realidad debería de ser así pero obviamente esto no sucede en México.
    Los impuestos los imponen los mas ricos valga la redundancia, impuestos que van dirigidos hacia los mas pobres; el lumpen proletario no tiene liquidez suficiente para solventar sus propias necesidades pero el gobierno podrido de burócratas nos obliga a pagar las necesidades de los burgueses, es lo mas ruin, el total de la riqueza se concentra en el 10% de las familias mas pudientes y el 90% que se joda manteniendo esa opulencia.
    En verdad que esto ya es de risa… cada dia aumentan un bien o un servio y todavía reducen el salario…

  19. Tania B. Farfán Vera

    IMPOSICIÓN DIRECTA, COMBATE A LA ANARQUÍA Y CAMBIOS EN LA RELACIÓN FEDERACIÓN-ESTADOS. UNA CARACTERIZACIÓN GENERAL DE LOS IMPUESTOS INTERNOS EN MÉXICO 1920-1972.
    Luis Aboites Aguilar

    Es un análisis sobre los impuestos internos que ocasionaron conflictos entre la federación, los estados y los municipios y cómo el gobierno transformó gran parte de la riqueza nacional en recursos fiscales durante la primera mitad del siglo XX.
    Además del estudio sobre la creación del IVA en 1979 para sustituir al ISIM (impuesto sobre ingresos mercantiles) y del ISR en 1924-1925 como un impuesto cedular; el cual logró disminuir el peso de los impuestos indirectos, ya que buscaba aumentar la recaudación y hacerla más equitativa para poder ordenar el sistema tributario. En México se consideró como parte del movimiento revolucionario, a pesar de que en otros países el gobierno no podía implementar impuestos directos.
    Muestra cómo a pesar de la que la Secretaría de Hacienda se consideraba pequeña a nivel mundial, era una institución fundamental como consecuencia del constante debilitamiento de las finanzas públicas estatales.
    Me parece importante resaltar al income tax que gravaba a siete cédulas (comercio, industria, agricultura, créditos, concesiones, sueldos y salarios y profesionistas liberales y artesanos) y la federalización en 1932 y 1940 de la gasolina, electricidad, explotación forestal, cerillos y fósforos, tabaco, aguamieles y productos de su fermentación; además del hecho de que rubros tales como la cerveza y el comercio interior se dejaron fuera de la reforma institucional de 1942, permitiendo que esta década marcara la diferencia entre la federación y los estados.

  20. SANCHEZ DOMINGUEZ ANA KAREN

    IMPOSICION DIRECTA, COMBATE A LA ANARQUIA Y CAMBIOS EN LA RELACION FEDERACION-ESTADOS. UNA CARACTERIZACION GENERAL DE LOS IMPUESTOS INTERNOS EN México
    LUIS ABOITES AGUILAR

    Entre 1920 y 1950 hubo cambios notables en el sistema tributario de la Hacienda pública mexicana. Entre ellos cabe mencionar la creación de nuevos impuestos, el desarrollo de funciones fiscales inéditas y la trasformación radical en las relaciones entre la federación, los estados y los municipios. Al igual que en numerosos países durante la primera mitad del siglo XX el gobierno federal de México logro acrecentar su participación en la economía general, trasformando una parte creciente de la riqueza nacional en recursos fiscales. Uno de los objetivos del programa hacendario federal era, elevar la recaudación, lograr un mayor grado de equidad. El income tax era uno de los instrumentos primordiales para alcanzar esas metas. El procedimiento constitucional estadounidense es útil para contrastarlo con la experiencia mexicana. Si la creación del impuesto sobre la renta se hallaba vinculado mas con el propósito de aumentar la recaudación y hacerla más equitativa, el esfuerzo federal en materia industrial y comercial tenía más que ver con el objetivo de ordenar el sistema tributario del país en su conjunto, considerando los tres niveles de gobierno con capacidad de tributación. El diagnostico federal usaba una y otra vez el termino anarquía para descubrir la situación imperante en el país. Y esta se refería a la multiplicidad de impuestos, su bajo rendimiento, la concurrencia de distintas autoridades sobre una misma fuente económica, la existencia de múltiples leyes, procedimientos y administraciones. La contribución federal era un gravamen que obligaba a estados y municipios a entregar un porcentaje de sus ingresos al gobierno federal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s